OH MECHA!

by - 14:06



Hace mucho mucho tiempo que me está pasando algo y es que le presto más atención a la gente que voy conociendo en el mundo 2.0 que a lo que me indican los medios de comunicación. Muchísimas veces me pasa (para no decir que es la mayor parte del tiempo) que me encuentro leyendo, escuchando, mirando cosas realizadas por gente de la red que por "profesionales". 
Escucho mucha música de gente que no suena en la radio, por ejemplo. O miro cortos que no aparecen en ningún lado. Y todo eso me parece mil veces más genial que lo que puede darme una publicidad que me pide que compre eso que me quieren vender. 
Esto me lleva a conocer gente super talentosa, hoy les presento a una de ellas, con ustedes la señorita Mercedes Monserrat, más conocida en el mundo de Twitter como @ohmecha.


La conocí gracias a su podcast Apesta, del cual ya les hable acá. Gracias a la cortina de su podcast descubrí que hace hermosas canciones. Bastó una sola escucha para comprender que rankearía en mi lista de música preferida.
Sus canciones hablan de amor, de amistad y tiene una manera tan particular de contarte historias que hace imposible que no la ames y las bailes segundos después de comenzar a escucharlas.
¿Qué hace que una persona se fanatice con algo? Quizás el identificarte con ese algo, claro. Yo me fanaticé con sus canciones porque además de ser pegadizas me hacen sentir que las dos vivimos situaciones bastante parecidas. Las tienen que escuchar, las tienen que bailar.


Hace unos días le escribí para saber un poco más de ella, y de ese intercambio de mails salió esta mini entrevista en la que me contó muchas cosas, pero bueno mejor dejo que ella hable :)

¿Qué te inspira al momento de escribir tus canciones?

Lo que me inspira a la hora de hacer canciones es escuchar la música.
Explico por qué: yo no toco ningún instrumento musical salvo mi
garganta. Por lo tanto, siempre he trabajado en duplas, he tenido unos
compañeros excelentes a mi lado. Ellos por lo general piensan alguna
melodía, me la mandan o la tocan y de ahí me sale la letra. A veces
escuchando esas melodías te das una idea si es un bolero, una canción
pop o algo más rock. Ahí es cuando aparecen las historias que inspiran
las letras. Me inspiran historias propias un poco exageradas o
modificadas y muchísimo mis amigos con sus anécdotas. He dedicado más
canciones a amigos que a novios rompecorazones, eso es un hecho. Pero
no van a mis amigos en sí, sino que me inspiran sus sensaciones, sus
sentimientos, siempre me gustó mucho el punto de vista de la otra
persona. Como cuando hacés un trabajo grupal: a veces vos venís con
una idea y tu compañero cae con otra que a vos jamás se te hubiera
ocurrido. Esas ideas ajenas me enloquecen y me hacen escribir mucho.

¿Qué pasa si la inspiración te viene en un lugar inusual? ¿Tenes alguna técnica para escribir de todos modos aquello que se te viene a la mente?

Si la inspiración me viene en un lugar inusual, es fácil, siempre
llevo conmigo un cuaderno. Si no es un cuaderno, tengo muchas
aplicaciones en el teléfono que están LLENAS de frases para canciones.
Así que siempre ando revisando por todos lados.
Pero sinceramente, yo me siento a escribir las canciones. Es un
laburo, necesita concentración, soy meticulosa en cómo suenan las
palabras, si son fonéticamente "cantables". Eso es difícil de
comprobar en un bondi,salvo que no le temas al ridículo de ponerte a
cantar a los gritos en un transporte público, por ahora no llegué a
ese estado (inserte risas aquí).

¿Quienes son tus principales influencias?

Mis principales influencias son muchísimas, de verdad escucho una
cantidad estúpida de música y de géneros muy diversos. Cuando era más
chica, me inspiraba mucho Nina Persson, la vocalista de The Cardigans
y Björk, islandesa loca del amor. De más grande. Mina, Rita Pavone, me
copa mucho ese género dramático italiano de los 50's y 60's. Pero
también me gusta muchísimo ABBA, ELO, Gloria Estefan, Charli XCX,
Morphine y Queens of the Stone Age, así que no hay una línea muy
definida como verás.

¿Tenes algún proyecto de sacar un disco de manera física?

No tengo planes de sacar un disco de manera física. Verás, sacar un
disco es una cosa muy compleja y sale boooooocha de guita, la gente
está comprando poco discos. Además, yo soy muy fan de escuchar música
y podcasts yendo al laburo, en el gimnasio, en ese sentido los discos
palpables son imposibles de reproducir. Me parece que la mejor hoy por
hoy es ir grabando tema por tema y subirlo a las múltiples y hermosas
plataformas digitales que existen hoy en día para poder escucharlo
cuando y dónde quieras. Con un amigo estamos grabando y escribiendo a
cuatro manos, así que probablemente saque nuevas canciones que serán
difundidas por Bandcamp, Deezer, Spotify. Que lo escuchen todos, esto
se hace por amor, si se hace por dinero pierde el gustito.
Seguramente nos presentaremos en vivo en breves, porque me muero de ganas.

Y haciendo referencia a los podcast, en un post pasado hablé acerca de Apesta pero ahora te encontramos con Sidra Caliente, ¿cual es la temática?

Respecto a #SidraCaliente. Yo trabajo durante Temporada de Premios. Ejemplo, cuando son
los Oscars todo el equipo digital va a oficina y laburamos desde ahí,
es muy divertido. PERO, como estoy ocupada durante esas noches ya no
puedo hacer live tweeting desde mi cuenta personal, algo que me
encantaba hacer. Entonces, Sidra nació unas semanas antes de los Emmys
de este año como una manera de hacer catarsis sobre qué nos habían
parecido los premios, qué se habían puesto las mostras y de paso
contar un poco la historia de los premios (quién fue el actor con más
galardones, quién fue el más nominado que siempre pierde). Iba a ser
un podcast únicamente para hacer análisis de cada uno de este tipo de
eventos, SAGs, Teen Choice, Miss Universo, Grammys, Oscars. Luego
decidimos extenderlo, porque nos dimos cuenta que amamos a la
farándula local e internacional con pasión y queremos destruirla con
el poco poder que tenemos. Así que eso es #SidraCaliente, una juntada
con amigos tomando champaña y analizando lo peor de la farándula,
porque para contarte lo mejor ya hay otros espacios.

Bueno, ya que estamos ¿me recomendarías tres películas malas que no podemos dejar de ver?

Tres películas malas que amo: Xanadú, porque Olivia Newton John y ELO,
las mejores canciones del mundo, outfits disco ridículos y patines.
Un Buen Día, de Nicolás Del Boca, la peor película nacional jamás
hecha. Es hermosa y graciosa sin querer serlo.
Y en vez de recomendarte una tercer película, quiero hacer mención a
una serie MALÍSIMA que acabo de terminar de ver, está en Netflix y
necesito que todos la vean. Es mala y hermosa, lamento tanto haberla
terminado y la extraño. Se llama Dance Academy, es australiana, es de
unos adolescentes que están en la escuela nacional de danzas y sufren
el manejo de la adolescencia y la disciplina. Lo viví en carne propia
pero con gente más fea. Tiene todo lo que amo: ballet, lockers y
hormonas.

¡GRACIAS MECHA!

A Mercedes la pueden encontrar por aquí...
Twitter: @ohmecha

You May Also Like

0 Pensamientos...